bifurcacion de caminos

Destino

Destino:
1. Fuerza desconocida de la que se cree que actúa de forma inevitable sobre las personas y los acontecimientos:
para los escritores románticos la fuerza del destino es un motivo literario recurrente.
Desarrollo de los acontecimientos que se considera irremediable y no se puede cambiar:
este encuentro ha sido cosa del destino.
2. Uso o aplicación de una cosa para determinado fin:
el destino de estos ahorros será la casa de la playa.
3. Punto de llegada al que se dirige una persona o una cosa:
los pasajeros del vuelo con destino a Praga pueden embarcar por la puerta 7.
4. Empleo, ocupación:
ha solicitado destino como médico militar.
Lugar donde se ejerce un empleo:
tiene un buen destino en Correos.

De las definiciones anteriores yo hago referencia a la primera. Creo en el destino, porque tal y como desarrollaré de un modo que considero lógico, se puede teorizar sobre el destino de manera semi-científica.

Bases de la suposición:
1. Tenemos un metro cubico de entorno cerrado de vidrio transparente.
2. Somos capaces de contar y saber la posición de los átomos contenidos en ese espacio, que se encuentran totalmente inmóviles en un momento dado.

Partiendo de esta suposición suponemos que empujamos uno de los átomos con una fuerza que conocemos. Entonces podemos calcular el recorrido que hará y por lo tanto las interacciones que tendrá con el resto de átomos, y de igual modo para todo el contenido. Con esto demostramos que se puede calcular lo que ocurrirá en ese espacio y por lo tanto “adivinar” lo que pasará.
Sabiendo que todas las acciones provienen de un movimiento inicial, el cual asumimos es el BIG BANG, se puede calcular cualquier desarrollo posterior.

Una de las primeras observaciones que me hicieron al exponer esta idea fue:
-los humanos decidimos cambiar las acciones de los elementos que nos rodean debido al libre albedrío y modifica los cálculos que puedas hacer.
A lo que consideré falso, ya que las acciones que dirigen a un ser humano están muy lejos de ser aleatorias. Para empezar cualquier opinión, idea o pensamiento de un ser humano ( y deduzco que de cualquier ser vivo) se debe al resultado de las interacciones externas. Desde su nacimiento hasta su muerto sus decisiones se basan en unas acciones o hechos transcurridos durante su vida, incluso una pequeña corriente de aire que roza tu cuello y de la cual no eres consciente, ha provocado una enorme cantidad de emociones, sensaciones y pensamientos concretos a través de la red neuronal que nos hace actuar de un modo concreto. Obviamente esta pequeña corriente es solo una parte de la información que llega nuestro cerebro ya que disponemos de varios sentidos muy extensos. Pero al final se reduce a que esa idea u opinión no se debe a una casualidad sino a una reacción calculada en todo el universo, el destino.

A pesar de la creencia de que creer en el destino es algo depresivo o esperanzador(e oído de todo), yo creo que simplemente es una explicación o teoría de una pequeña parte del funcionamiento de nuestra realidad.

Finalmente añadir, que a pesar de que se llegase a demostrar matemáticamente el destino, nada cambiaría realmente para nosotros ya que la realidad es la percepción que tenemos de nuestro entorno por lo que a un nivel práctico seguiremos teniendo la perspectiva de seguir teniendo libre albedrío. Y lo que es más importante seguiremos teniendo la responsabilidad de nuestras acciones.

0 comments on “DestinoAdd yours →

Deja un comentario