Responsabilidad

Una de las cosas que encuentro más engañosas de nuestra sociedad, es la amplia cantidad de valores y obligaciones morales que se nos quiere inculcar. Propaganda y valores que se ignoran completamente para el correcto funcionamiento de esta sociedad auto destructiva en la que vivimos. Como ya indique en la entrada “Introducción”, desde que tengo recuerdo he intentado saber cual podría ser mi aportación o mi labor en la sociedad. Siempre pensando que el mundo se controlaba en función de las necesidades humanas. Nada más allá de la realidad.
Entre la edad de 7 y 14 años, cuando preguntaba acerca de los problemas, por ejemplo del hambre en el mundo, se me indicaba que era demasiado joven para entender los motivos por los que ocurría esa desgracia y que cuando tuviese más edad lo entendería. De igual modo, se burlaban de mis soluciones, como por ejemplo que la compañía millonaria regalase transportes gratuitos con este fin, que el piloto de avión no cobrase por el transporte y que por supuesto todos los que pudiesen aportar comida la regalasen. Después de todo había que salvar a esas personas, suponía que todos los recursos inventados por nosotros servirían para ayudar a aquellos que no tuviesen esa tecnología. Por confianza en mis progenitores y tutores, asumí que debía esperar para poder entender esos conceptos que nunca me decían pero eran tan relevantes para resolver el problema.
Mas tarde ya entre la edad de 14 y 20, la explicación del porque a mis soluciones para arreglar los problemas sociales y las advertencias acerca de lo que se nos viene encima, no eran aceptables, esta vez resultó ser que me convertían en un rebelde sin causa. Era cosa de la edad.
Finalmente ya a partir de los 25 los supuestos motivos salen a la luz, las responsabilidades que durante toda la vida se me habían inculcado no solo eran falsas y no se aplicaban por motivos estúpidos, sino que además tenía que ACEPTAR que el mundo funciona mal y lo único que podía hacer era mirar como se autodestruía conmigo dentro. Para arreglarlo más todavía la única vía de escape era despotricar en las comidas, cenas y duración de las elecciones con otras personas que habían ACEPTADO que era inútil intentar algo que no fuera seguir la rueda de destrucción en la que nos hemos montado como especie.

A día de hoy sigo sin entender como la gente puede vivir sus vidas sin sentirse culpable por ser los RESPONSABLES de convertir el paraíso en el mayor infierno imaginado. Entiendo la impotencia de no saber que hacer para solucionarlo, entiendo el miedo de enfrentarse a una sociedad estúpida, pero no entiendo como por ejemplo, puedo olvidar que soy responsable, en mayor o menor medida, de la muerte de niños por falta de alimentos. Como puedo ir de copas, bromear sobre un capitulo de Family Guy mientras que para yo tener esos placeres deben sacrificarse tantas vidas y mi propia libertad, la cual tengo que ofrecer a desconocidos lunáticos que SÍ SON RESPONSABLES DIRECTOS de los graves problemas de la humanidad.

Mi conclusión es que HUIMOS DE LAS RESPONSABILIDADES, las responsabilidades que nos describen como especie, las más importantes. Ser responsable, no es tener un trabajo y pagar tus facturas. Ser responsable, no es acatar las leyes. Ser responsable, no es justificarse en que no puedes hacer nada y olvidarte del asunto.

Desde mi punto de vista, somos responsables de mantenernos con vida lo más cómodamente posible. Y para ello tenemos la responsabilidad y obligación hacia nuestros hijos, compañeros, humanos en general de entregarles un mundo mejor de lo que era antes de que naciésemos.

Por suerte para nosotros cumplir con ese objetivo es realmente sencillo, es más, nuestra característica principal, la cual nos describe como especie humana, es la de poseer una herramienta capaz de entender, utilizar y modelar el entorno que nos rodea de manera consciente y controlada. Con esta herramienta podemos abastecer todas nuestras necesidades humanas a partir de la tecnología. Y si todas nuestras necesidades humanas quedan satisfechas todo lo que nos quedaría por hacer sería disfrutar de nuestra vida. Algunos podrían pasarse la vida investigando más sobre nuestro entorno, otros podrían dedicarse simplemente a realizarse como personas.

Como apartado final quiero decir que la mayor parte de los trabajos realizados en nuestro época son innecesarios, dañinos, fútiles y vuelven insignificante la vida de la persona que los desarrolla. Estos trabajos son aquellos relacionados con la gestión del dinero (bancos, gestores de bolsa,…) y los derivados de una mala interpretación de las necesidades humanas (marketing, zoológicos, política,…). Lo RESPONSABLE por nuestra parte es diseñar un sistema de gestión que favorezca las necesidades humanas y no las necesidades monetarias, que al fin y al cabo, no son más que conceptos inventados por nosotros mismos, pero los cuales hemos hecho tener una relevancia tal que incluso ese concepto imaginario controla la vida y la muerte de millones de humanos. Estos cambios no son utópicos, ni fantásticos. Si quieres conocer la verdad sobre lo que el ser humano puede hacer hoy en día te aconsejo que te informes. Puedes hacerlo desde los enlaces que tenemos en la sección de Documentales.

0 comments on “ResponsabilidadAdd yours →

Deja un comentario